lunes, 17 de abril de 2017

Corea del Norte, gobierno de muerte



Corea del norte podría ser una buena manera de entender las dinámicas que están en juego y los cambios que comenzaron fuertemente desde el año 2011, en los tiempos de la “primavera árabe”, donde también se acrecentó el conflicto sirio que termino en guerra interna.

Las calles de muchas capitales en las naciones se llenaron de protestas sociales, desde el tema de la educación en Chile, los ocupas de Wall Street, los indignados de la plaza del sol en España, etc.

A sí mismo el 2011 se dio un fenómeno de cambio en Corea del Norte, la muerte del anciano dictador norcoreano Kim Jong il, y la entrada de su hijo, el actual líder de dicha nación, el joven pendenciero que a los 30 años tomo el mando.
El 2011 la gente lloraba en Corea del norte a su muerto líder como si fuera un semidiós que se alejaba de ellos, y veían a su hijo sucesor, como una resurrección, donde la gente cegada traspasaba sus esperanzas, pero no hubo buenos o grandes cambios, sino peores demostraciones de fuerza y brutalidad.

El joven dictador pronto golpearía la mesa internacional por medio de continuos ensayos nucleares.

El país está sumido en la miseria hace décadas, sin posibilidad de cambio o intervención alguna, ya que China apoya el régimen, porque tiene en esta nación una muralla de seguridad ante Japón y corea del sur, no solo militar, sino también ideológica (y por lo tanto espiritual), el cambio de liderazgo global comenzó el 2011 y se acrecentó en los siguientes años, cambiando el rostro del mundo que conocíamos.

El elegido Kim Jong-un asumió el 2012, pronto se hizo fama de ambicioso, perspicaz y con una sed de poder amplia, en menos de un mes, fue elevado a la categoría de general de 4 estrellas, director del único partido coreano y apoyado por el clan familiar que gobierna la nación y la tiene sumida en el hambre, esto no sin antes matar a un par de opositores.

Lo contradictorio es que mientras 6 millones de personas (según la ONU) necesitan ayuda alimentaria urgente en Corea del Norte, (el sistema centralizado de distribución de comida no funciona para todos) el funeral del anciano dictador Kim Jong il fue de lo más pomposo, y este sábado vimos la misma pomposidad y demostraciones de poder militar, caravanas de misiles, soldados y armamento, en el aniversario de la cruel dinastía.

Al ver esa pomposidad nadie creería que la luz en la capital se corta cada cierta hora, que en la noche muchas ciudades están en completa oscuridad, que enormes campos abandonados por falta de semilla que sembrar, a pulso (ya que no hay gran tecnología para la agricultura), porque el único dinero que mueve Corea del Norte, es usado incansablemente en armamentos y en mantener o acrecentar el ejército.
Dicen que cada arma llama a su uso y Corea del Norte esta armada con el fin de usar sus armas en algún momento.

Poco se habla también de los campos de concentración norcoreanos, donde no solo se castiga a traicioneros al régimen, familias que buscaron fugarse, misioneros que prediquen otra creencia que no sea la estatal, sino que además se encierra a sus familiares inocentes, ya que creen que la traición se traspasara de generación en generación, así que prefieren cortar por lo más delgado y encerrarlos a todos hasta la muerte.


Hoy en día, un niño norcoreano de cada tres es desnutrido crónico, el panorama no es mejor para las madres lactantes y menos para los hombres. Como todo dictador, la comida ha llegado primero al ejército que a la población civil. 


Los líderes de Corea del Norte están acostumbrados a la arrogancia y la amenaza, dentro de la dinámica del país, esa es la manera en cómo se sobrevive, eso hace que japoneses y sur coreanos se sientan ansiosos por estos días, considerando que, aunque teniendo niños hambrientos, y ciudades enteras que no conocen la luz eléctrica, el programa nuclear no ha parado de funcionar, hay más armas que comida en el país.



Pero un dato más interesante a observar, es que cuando el abuelo del nuevo jefe de esta nación Kim il Sung, el primer dictador y fundador de Corea del Norte murió, fue establecido como el presidente norcoreano eterno y continuo, desde ese momento en adelante, los próximos líderes de la nación, como el muerto Kim Jong il, o el actual kim Jong-un, solo serían secretarios general del partido único comunista y general del ejército, pero nunca presidentes, puesto que ese cargo lo usa el fallecido Kim il Sung aun desde la tumba, el muerto fundador aun es presidente de la nación desde su sepulcro de huesos secos, la nación entera es gobernada desde regiones de muerte.



¿Hasta cuando el mundo debe quedar observando?, ¿Hasta cuando es válido respetar la soberanía de una familia destructiva y su estado represor sobre una nación?.



Simón Aquino

Hijo de Elohim

viernes, 7 de abril de 2017

SIRIA, TRUMP Y LA GRAN PREGUNTA



LA GRAN PREGUNTA
La muerte con gas Sarín es dolorosa, ya que afecta directamente el control muscular y con esto produce asfixia, diarreas, náuseas, problemas oculares, excesiva sudoración antes de paralizar completamente el cuerpo.
El gas creado en Alemania para uso pesticida y que luego el régimen nazi intento volver un arma, fue usado por primera vez contra civiles, por el régimen de Bashar-Al-Assad durante la guerra civil que se lleva acabo.

La guerra que ha sido el eje de conflictos y paradojas de sangre, de alianzas extrañas y revuelo internacional durante los últimos años, con Rusia, China, Irán protegiendo y comerciando con el régimen sirio, mientras que los turcos, norteamericanos, ingleses y franceses se declaran abiertamente contrarios.
La guerra en Siria ha sido el remolino que está arrastrando naciones y creando cambios en las posturas y elecciones del resto de las naciones, un torbellino arrasador que tiene en su centro una pregunta sin responder aun.
Por otra parte, ISIS, Al-Qaeda y los "Hermanos Musulmanes", buscan la destrucción del régimen por motivos estratégicos y sectarios, se infiltran entre las milicias contrarias a Bashar-Al-Assad.
Con cada año que pasa, la guerra no solo deja muertos, sino también cientos de nuevos soldados islamistas, terroristas listos para sacrificarse en nombre del Corán.

La guerra de Siria comenzó con una petición por justicia, pero fue creando montañas de cadáveres, cientos de miles de refugiados, que llegaron a Turquía y Europa, e hicieron sucumbir no solo las arcas europeas, sino que además pusieron entredicho sus políticas fronterizas y la ideología de tolerancia que algunos profesan, el torbellino comenzó a arrasar con una pregunta sin respuesta.

El nuevo tiempo siempre implica el peligro de un conflicto masivo, porque este nuevo tiempo despertó a causa de la sed de justicia, “¿quién actúa por nosotros?”, “¿quién nos defiende de los miles de abusos?”, es la pregunta que ronda en las naciones y que aun nadie ha podido responder, dejando al sistema político y democrático en descredito, es la pregunta en el centro del torbellino, la interrogante por justicia.

Cada temporada de cambios globales, desgraciadamente, ha incluido guerras, muertes, destrucción, que terminan por moldear cambios irreversibles por lo menos en la siguiente década, estos conflictos vienen por la imposibilidad de hallar justicia a las desgracias pasadas por medio de otros mecanismos más pacíficos.

Así comenzó la guerra civil en Siria, así se han generado los conflictos en los países árabes, pero también las crisis del resto de los continentes democráticos, la misma búsqueda por justicia adaptada según la cultura donde se despierta.


SANGRE QUE ATRAE MAS SANGRE
En agosto del 2013 murieron más de cientos de personas por un ataque de gas Sarín, no fue un montaje de propaganda, las muertes existieron y fueron parte de las más de 250.000 personas que ya han sido exterminadas en lo que va de la guerra civil Siria.
La ONU se preguntó en dicha ocasión, ¿de donde salió dicho gas?, tanto el régimen sirio como las organizaciones militares contrarias tienen posibilidad de producirlo, lo que genero mayor confusión, sobre quien está usando dichas armas, la investigación dio como resultado un mandato al régimen a despojarse de todo armamento químico, lo que supuestamente ocurrió bajo la supervisión de la ONU y Rusia (aliado militar del régimen).

Aun así, este martes nuevamente murieron en la ciudad de Jan Seijun, más de ochenta personas de los cuales 27 eran niños, producto del gas que se extendió en la zona luego de un ataque del régimen sirio, y volvieron los cuestionamientos que dejaron en nada las acciones del 2013, las reuniones urgentes y las condenas retoricas.

Turquía, el vecino de Siria, que ha recibido a más de dos millones de refugiados, y la organización mundial de la salud, aseguraron que las muertes corresponden al efecto del gas sobre los civiles.
Aun así, tanto Rusia como China, decidieron vetar días después, las resoluciones de las otras naciones para condenar con hechos concretos las muertes con dicho gas.


El Estados Unidos de Trump, actuó entonces anoche, desconociendo los resultados de las reuniones de la ONU, disparando al menos 50 misiles contra la base aérea que inicio el ataque del martes, en la ciudad de Shayrat en la provincia siria de Homs.

Justificaron su acción sobre un objetivo militar, bajo la premisa de la seguridad mundial contra el uso de armas químicas letales.

Trump decidió atacar a siria, para dejar en claro ante la opinión pública, que no es un hombre de retórica y que no es un sirviente de los rusos (como lo acusaban sus opositores políticos), pero también porque de alguna manera intenta ser la imagen de quien responde a la pregunta de las naciones, “¿quién actuara por nosotros?”, “¿quién nos defiende de los miles de abusos?”, la pregunta es acerca de la justicia, porque esta pregunta está en el centro del remolino que arrastra a las sociedades, pero difícilmente puede ser respondida por un personaje o sistema político y militar.



LA URGENCIA DE ENTENDIMIENTO
¿Dónde está la justicia?, es una pregunta que solo puede ser respondida frente al trono de Dios, una pregunta que debería ser respondida por una iglesia inserta en los aspectos públicos de sus ciudades y naciones, por una iglesia que no solo habla de ser justos o justificados, sino que vive, expresa y refleja el camino a dicha justicia.

El problema para nosotros como iglesia, es que portamos la tradición de un evangelio incompleto, SIN ENTENDIMIENTO, poco integral, primero porque solo lo centramos en “ganar almas”, pero olvidamos que esas “almas”, comen, sueñan, siente frio e impotencia, olvidamos que esas “almas” conforman sociedades, ciudades, naciones y generan una cultura que se establece en el segundo cielo de los pueblos, donde se asientan finalmente los poderes que controlan las masas, poderes ideológicos, fortalezas de argumentos que impiden la verdad, que se oponen a la luz, dejando a miles de esas “almas” en completa tiniebla.
El evangelio de Cristo es integral, completo y efectivo, pero se requiere entendimiento del cielo para vivirlo.

Necesitamos entonces, como Cristo expreso, poder amar a Dios, no solo con todo el corazón, sino también con todo el entendimiento (Marcos 12:33), para pensar como El, para enfrentar esta temporada de cambio y responder a la pregunta de las naciones, latinos, europeos, rusos, árabes, sirios, norteamericanos, todos desean encontrar la respuesta de dicha pregunta, ¿Dónde está la justicia?


Simon Aquino
Hijo de Elohim




RESPLANDOR
"Una generación Entendida"
28 y 29 de Abril / Santiago de Chile
mas información en: unageneracionentendida@gmail.com



FIRMAMENTO
MIERCOLES 26 DE ABRIL / CALAMA - CHILE
PENIELCALAMA@GMAIL.COM